Recordar

Del lat. “recordare” (cf. it. “ricordare”), conformado por el prefijo “re-” – “de nuevo” y “cordare” que proviene de “cordis” – “corazón”, que es donde antiguamente se pensaba que yacían las facultades de la memoria. Ésta viene del indoeuropeo *kerd y está emparentado con el gr. καρδία “kardía”, irl. ant. “cride”, lit “širdis”, ruso “serdce”, germ. *khertan-, de donde viene en aleman “Herz”, got. “hairto”, ingl. “hearth”, todos significando “corazón”.

Esta entrada fue publicada en Latín.