Traición

Del lat. vulg. “traditionem” (nom. “traditio”) – “entrega, rendición”, comparte el mismo origen con la palabra “tradición”, ambas provenientes del verbo “tradere” – “entregar”, compuesto por el prefijo “trans-” – “más alla, de un lado a otro” y “dare” – “dar”. El el primer componente deriva de la raíz indoeuropea *tr- “a través”, de donde se originan en otras lenguas europeas las palabras *thurkh en pr. germ. occidental (cf. ingl “through”, al. mod. “durch”, hol. “door”, con el mismo significado) y en sáns. “tirah” – “más alla”, entre otras.
El segundo componente proviene de la raíz indoeuropea *do- “dar”. Compárese con el sáns. “dadati” – “(él) da”, el esl. ant. “dati” – “da”, el gr. δίδωμι “dídomi” – “(yo) doy” y en ir. ant. “dan” – “regalo”.

Sintaxis

Del gr. σύνταξις – “sýntaxis” – “organización” (especialmente de soldados), compuesto por el prefijo συν – “syn-” – “con” y el verbo τάσσω – “tásso” (en otros dialectos “tátto” – originariamente *tagto) – “poner en orden”, de raíz indoeuropea *tag- – “ordenar”. De la misma familia provienen palabras como “táctica”.

Llegar

Del lat. vulg. “applicare”-“arrimar, acercarse” y ésta del lat. cl. “plicare”-“doblar”. (cf. it. “piegare”, fr. “plier”-“doblar” y en ing. “ply”-“usar” y en cat. “plegar”-“terminar”) De raíz indoeuropea *plek- “trenzar, torcer”, se encuentra en gr. πλέκω (pleko) – “trenzar” y en esl. ant. “plesti” y got. “flahta” con el mismo significado.

Deseo

Del lat. “desiderium” – “deseo” y ésta del verbo “desiderare” – “desear” (cf. it. “desiderare”, ing. “desire”, fr. “désirer”, cat. “desitjar”, port. “desejar”), compuesto por el prefijo “de-” y la palabra “sidus, sideris” – “estrella, constelación”. El verbo latino probablemente proviene de la expresión “de sidere” – “de las estrellas”, con el significado “esperar a lo que las estrellas nos traiga”. La raíz indoeuropea es *sweid- “brillar”, como en lit. “svidus” – “brillante”.

Secular

Del lat. tardío “sæcularis” – “terrenal, secular”, que también significaba en latín clásico “de una época”, proveniente de sæculum – “época, extensión de tiempo, generación” (de donde proviene la palabra castellana “siglo”). Probablemente emparentado con el verbo “sero” – “sembrar” de raíz indoeuropea *se(i)- “sembrar”, de donde derivan también en proto germano *sæjanan – “sembrar” (cf. ingl. “sow”, al. mod. “säen”, hol. “zaaien” con el mismo significado) o en gót. “mana-seþs” – “humanidad” (literalmente, “las semillas de los hombres”). También se encuentran en esl. ant. “sejo” y en lit. “seju” con el mismo significado de “sembrar”.

Café

Del it. “caffè” y ésta del turco “kahveh”, préstamo del árabe قَهْوَة “qahwah”. Posiblemente provenga la palabra del topónimo Kaffa, una región en Etiopía, de donde se supone que se origina la planta. Mercaderes yemenitas fueron los primeros distribuidores de ésta a través de todo el medio oriente, llegando con la expansión del imperio otomano hasta Europa, mucho antes de los sitios de Viena — según cuenta la leyenda el café fue descubierto tras la victoria sobre las tropas otomanas en esta ciudad que dejaron todos sus utensilios, incluido el café.

Gracia

Del lat. “gratia” – “favor, simpatía, estima” (cf. fr. “grâce”, ing. “grace”, it. “grazia”, cat. “gràcia”), proveniente de “gratus” – “querido, agradable” y de raíz indoeuropea *gwer- “elogiar, dar la bienvenida”, emparentado con el sánscrito “grnati” – “elogia, anuncia”, el lituano “giriu” – “elogiar, celebrar” y avéstico “gar-” – “elogiar”.